Kids-room-decor-ideas123

El dormitorio para niños no se limita a ser un ambiente dedicado a descansar, también es el lugar donde los peques pasan mucho tiempo jugando y estudiando. Por esta razón, las paredes deben ayudar a crear un ambiente alegre, de descanso pero también estimulante para su creatividad. Por eso, hoy en este post le daremos algunas ideas y consejos sobre cómo pintar la habitación de los niños, cómo decorar las paredes y conseguir un dormitorio infantil original y muy divertido!

Si quiere diseñar un dormitorio infantil original, más allá de una decoración con los clásicos colores para las paredes, azul para niños y rosa para las niñas, puede considerar las múltiples variedades cromáticas que hay y ofrece el mercado, para luego decidir si prefiere un ambiente monocromático o un dormitorio animado!

COLOR Y FANTASÍA EN LA HABITACIÓN DE LOS NIÑOS

Pintura: Siempre es mejor elegir colores no demasiado oscuros para asegurarse de que el ambiente no resulte demasiado fúnebre y permitir que su hijo tenga una habitación luminosa donde poder jugar o hacer los deberes. Pero recuerde que los extremos también son contraproducentes, por ejemplo, el blanco resulta ser un color demasiado neutro, poco inclinado a estimular la creatividad y a crear ambientes vivaces. Es mejor centrarse en colores encendidos, pero no demasiado oscuros como el verde y azul, tal vez tonos amarillos y naranjas  para lograr ambientes más coloridos.

Las técnicas de pintura son muchas, pero la que se realiza con esponja de manera irregular, son ideales en los dormitorios infantiles porque los efectos borrosos o irregulares obtenidos, son de larga duración, ya que pueden ocultar los defectos e imperfecciones que podrían causar los niños con las huellas dactilares que están acostumbrados a dejar apoyándose en las paredes.

Paredes creativas y animadas: si en cambio está buscando algo realmente creativo puede centrarse en otras soluciones decorativas para las paredes. Las más populares en la decoración de dormitorios para niños son las de diseños temáticos. Una pared blanca con diseños de los dibujos animados preferidos de los niños, dibujos hechos con temperas directamente en las paredes, no sólo será para ellos un regalo sino que también contribuirá acrear una atmósfera de alegría y fiesta en la habitación infantil.

Otra solución decorativa en la decoración de paredes de un dormitorio para niños es el uso de los sténcil. En el mercado existen de diferentes tamaños y tipos, son fáciles de aplicar y crean una atmósfera simpática y divertida. También venden pinturas especiales que pueden transformar las paredes en un espacio magnético donde los niños pueden colgar imanes de cualquier tipo personalizando su propia habitación.

Incluso las decoraciones con luz son ideales  para la habitación de los niños, además su aplicación es muy simple, basta comprar adhesivos que brillan en la oscuridad, con los diseños preferidos de los pequeños y pintar la pared con un color que resalte la luminiscencia. Una de las decoraciones más populares es el cielo estrellado que se logra pintando una pared o una parte del techo (para no oscurecer la habitación demasiado) de color azul noche y colocando pegatinas en forma de luna, estrellas y constelaciones, así se logrará un bonito efecto.

Por último, si opta por una decoración de dormitorio infantil completa, incluyendo dibujos, pegatinas puede también dejar una pared blanca para que los niños disfruten al máximo de un espacio para ellos donde puedan dejar volar su imaginación con creaciones personales, y cuando la pared este completamente llena tendrá solo que volver a pintarla.

Compartir en