242069379_3049789421959448_4985395773081470393_n

Si pensamos renovar alguna habitación o cambiar el estilo de la casa, un buen referente para empezar son las tendencias de cada temporada.

He aquí algunas de las tendencias en decoración otoño-invierno 2022 más claras:

Naturaleza y sostenibilidad

Se llevan materiales naturales como la madera, la piedra o el mimbre, tanto en objetos de decoración como en muebles que protagonicen la decoración. Incluso los tejidos naturales como el algodón, la lana o el lino ganan presencia en el interiorismo.

En este sentido, la sostenibilidad se convierte en una tendencia necesaria en decoración y sin vuelta atrás de cara a generar un menor impacto en el medio ambiente. Así, las piezas de artesanía (madera, cerámica, tejidos, etc.) se convierten en una prioridad a la hora de decorar nuestros hogares.

199892729_109653711251829_5390913262516145568_n

 

Plantas, si o si

Por otra parte, no puede faltar el elemento vegetal, ya sea en forma de plantas naturales o artificiales, para alegrar todas las estancias de la casa. Destaca el auge de los jardines verticales, en exteriores e interiores y las plantas sin flor para decorar todo el hogar.

242510089_120428263683563_3703870980664138754_n

 

Toques nórdicos

Estilos como el japandi (mezcla del nórdico y japonés) o el escandinavo destacarán una temporada más en el campo de la decoración. Son tendencias que apuestan por la sencillez en los materiales, a ser posible, de origen natural, los tonos neutros que proporcionan calma y las líneas suaves, para generar un ambiente de total armonía.

Todo ello, sin perder de vista el objetivo al decorar cualquier hogar: conseguir que sea cálido y acogedor. Para ello, la luz natural tendrá un protagonismo especial, así como la madera clara y los adornos vegetales (naturales o artificiales).

131479522_381491899620672_956777065110603412_n

Espacios versátiles

Cada vez más, los interiores se diseñan como espacios abiertos y de carácter multifuncional. En una misma estancia conviven diferentes ambientes que se hablan entre sí, consiguiendo crear espacios más versátiles que nos permitan aprovechar al 100% nuestro hogar.

Muros que no llegan al techo, muebles, biombos, plantas y demás piezas decorativas y funcionales son algunos de los elementos usados para diferenciar espacios dentro de una misma estancia, sin generar cortes que resten amplitud.

197913753_498392634611147_6814123665820228587_n

Tonos neutros

Salvo excepciones en los estilos retro, la corriente dominante apuesta por tonos suaves que den color a las estancias, pero generando armonía y calma. La paleta de tonos para esta temporada se inspira en la naturaleza, siempre con tonalidades suaves que proporcionan calidez y no cansan con el tiempo. Si además combinamos paredes blancas u otras en tonos neutros, crearemos un espacio bonito y en perfecta armonía.

242878202_570926734146853_2440349174919209700_n

El nuevo minimalismo

Esta temporada, en decoración se lleva lo minimalista, pero con un cambio de concepto: buscar un espacio lo más acogedor posible con los mínimos detalles. Esto implica el uso de muebles de líneas limpias, pocos objetos decorativos con texturas y materiales naturales o incluso de aire artesanal, con tonos neutros y sin estampados. Todo ello, con el fin de dar con espacios nada recargados pero que inviten al descanso.

242069379_3049789421959448_4985395773081470393_n

Mezcla de ambientes

Se lleva no solo combinar diferentes estilos, sino también texturas, colores, materiales, acabados… En el equilibrio entre unos y otros está la virtud, buscando siempre un solo elemento protagonista para no saturar. Texturas modernas con otras rústicas, diseños estampados con lisos, mármol mezclado con madera y metales, etc.

Destaca la combinación de distintos acabados en las paredes: lisas con porciones de ladrillo visto, madera, papel pintado, etc.

241281899_648613793196851_258362565825986547_n

Inspiración retro

Lo retro sigue siendo una opción al alza en decoración, en este caso, con inspiración en los años 70 o en el «art déco». Esto implica el uso de muebles con líneas sinuosas y redondeadas y/o colores vibrantes. Si nos atrae alguno de estos estilos, no es necesario apostar por ellos en el 100% de la decoración. De hecho, podemos combinarlos con otros tipos de decoración, como el nórdico o el minimalista, jugando con piezas protagonistas.

Un sofá, un papel pintado, una lámpara o una cómoda de este estilo pueden ser piezas certeras para incorporar la tendencia retro años 70 o «art déco» a nuestra decoración.

240421424_575509366952392_8826535963641209083_n

Espacio de trabajo obligatorio

La pandemia del COVID-19 ha cambiado nuestra forma de vivir en general y, en concreto, ha incorporado a nuestras vidas el concepto de teletrabajo. Y, si antes nos conformábamos con crear un rincón en el que pudiésemos colocar un ordenador portátil sin demasiada comodidad, ahora la tendencia consiste en crear un espacio con estilo para este fin concreto.

118707137_714935035726841_2739318442980149775_n

Si te gustó éste artículo, ¡compartílo en tus redes sociales! ✨ Ponele color a tu vida con Toques Maestros ✨.
Seguinos en Facebook e Instagram para más novedades y tendencias en decoración e interiorismo.

Compartir en